Úlceras del pie diabético Consejos prácticos

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

El riesgo de sufrir una úlcera del pie diabético

Del 19 % al 34 % de las personas con diabetes padecerán una úlcera del pie diabético (UPD) en algún momento de su vida.(1) El riesgo de sufrir una úlcera del pie diabético aumenta con la duración de la diabetes.

Se les debe informar a usted, como paciente diabético, y a su familia sobre la aplicación correcta de las medidas pensadas para reducir el riesgo de padecer una UPD y las complicaciones que conlleva.

Consejos prácticos para usted y su familia

Adapte su estilo de vida para prevenir las UPD

  • Controle adecuadamente su glucemia.
  • Vigile su presión arterial.
  • Siga una dieta correcta.
  • Cuide su piel (p. ej., mediante lociones o aceites).
  • Deje de fumar.
  • Es muy recomendable que realice actividad física: camine todos los días.

Acuda al médico con regularidad

  • Existen distintos tipos de pruebas de sensibilidad que ayudan a evitar que aparezcan las UPD.

Consejos relativos al cuidado de las uñas y la piel para evitar las UPD

  • Lleve zapatos anchos, cómodos y suaves para evitar la fricción interna.
  • Utilice calcetines de algodón sin costuras.
  • Lávese los pies cada día con agua templada o fría y un jabón de pH ácido.
  • Inspeccione sus pies diariamente para detectar signos de lesiones lo antes posible (talones, zona plantar y zona interdigital).
  • Séquelos cuidadosamente mediante toques con la toalla (evite frotar).
  • En caso de piel seca, con callosidades y grietas, aplique cremas emolientes o hidratantes.
  • Las callosidades debe tratarlas preferentemente un podólogo; no utilice soluciones queratolíticas.
  • Las uñas deben cortarse rectas; es mejor utilizar una lima de uñas.
  • No camine nunca descalzo por ningún tipo de superficie.
  • No utilice compresas calientes ni calentadores eléctricos, para prevenir el riesgo de quemaduras.

 

Tratamiento de las úlceras del pie diabético

El tratamiento de las UPD está encaminado a evitar infecciones y crear un entorno óptimo para la cicatrización. Si se sospecha la presencia de una UPD, es vital derivar con urgencia al paciente para una evaluación, ya que el retraso en el diagnóstico y tratamiento aumenta la morbilidad y la mortalidad y puede elevar la tasa de amputaciones.

Cuando la UPD ha cicatrizado, es importante prevenir su reaparición o la formación de una nueva UPD.

 

Referencias:

1) Everett E, Mathioudakis N. Update on management of diabetic foot ulcers. Ann N Y Acad Sci. 2018;1411(1):153-165. doi:10.1111/nyas.13569. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5793889/

1) International Best Pratice Guidelines : Wound Management in Diabetic foot Ulcers. Wound International, 2013. Avalaible from : www.woundsinternational.com

2) Wounds UK. Best Pratice Statement: Ankle brachial pressure index (ABPI) in pratice. London : Wounds uk, 2019. Avalaibe to download from : www.wounds-uk.com

3) From Complex to Closure: Diabetic Foot Ulcer Assessment and Management Copyright © 2018 WoundSource & Kestrel Health Information, Inc. All rights reserved. www.woundsource.com/practice-accelerator

4) International Best Pratice Guidelines : Wound Management in Diabetic foot Ulcers. Wound International, 2013. Avalaible from: www.woundsinternational.com