COMER MEJOR ALIMENTAR TU SALUD

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

Nutrición con cáncer

Comer bien. Comer con regularidad. Comer alimentos frescos. Beber muchos líquidos. ¿Parece fácil? Sin embargo, puede ser un gran reto. Las náuseas, la falta de apetito y el estrés mental que acompaña al diagnóstico hacen que muchos pacientes no coman ni beban lo suficiente. Esto empeora si hay que someterse a procedimientos prolongados que implican períodos de ayuno, o si te saltas comidas debido a efectos adversos; al final la sensación de hambre puede reducirse al mínimo. En esta situación de pérdida de apetito, se deben seguir ciertas reglas para asegurar la ingesta.

He aquí algunos consejos para hacer que sea más fácil. Muchos pacientes se sienten desbordados durante las comidas cuando los familiares, con la mejor de las intenciones, dicen cosas como “cariño, TIENES que comer” o cuando les sirven raciones enormes porque “NECESITAS comer”. No te fuerces. Utiliza tu astucia.