CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE PESO Conocer más

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

¿Por qué el cáncer causa pérdida de peso?  

Cancer patient pondering weight loss
¿Cuáles son los motivos de una pérdida de peso no deseada?

El cáncer suele afectar no solo a los órganos, sino a todo el cuerpo. El propio tumor puede provocar un consumo alterado de energía y llevar también a carencias, porque determinados órganos ven afectadas sus funciones y no pueden trabajar adecuadamente.

Debido a la ubicación de ciertos tumores, pueden producirse estrechamientos de conductos o alteraciones en el paso de los alimentos ingeridos. El resultado puede ser disfagiadiarrea, gases, sensación de saciedad y, en ocasiones, náuseas y vómitos; todo ello afecta a tu ingesta de nutrientes de una u otra forma. 

También puede suceder que ciertos tratamientos oncológicos (radioterapia y/o quimioterapia) o intervenciones quirúrgicas, debido a sus efectos adversos, lleven a una menor ingesta de alimentos o afecten a la utilización de los nutrientes. 

Una espiral peligrosa

Una consecuencia es que quieras comer, pero no seas capaz de hacerlo. No subestimes su importancia si la báscula te indica que cada vez pesas menos. Una pérdida de peso no intencionada se traduce en menor tolerabilidad del tratamiento y una dolorosa pérdida de calidad de vida.

Hay una diferencia crucial entre la pérdida de peso en los pacientes con cáncer y la pérdida de peso deliberada en las personas sanas. En caso de cáncer la pérdida de peso depende más de las alteraciones metabólicas que del aporte calórico total. Por eso pierdes sobre todo masa muscular, en vez de grasa.

En el cáncer, los motivos para este desequilibrio son diversos.

 

Cinco motivos para la pérdida de peso en los pacientes con cáncer

1. Cambios metabólicos

El cáncer puede causar cambios en tu metabolismo. El cuerpo responde al tumor de manera similar a como lo hace frente a un cuerpo extraño o una herida, e inicia un mecanismo de defensa, utilizando ciertos componentes nutricionales de manera distinta a cuando estaba sano. El tumor provoca un cambio en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. El resultado es que el cuerpo necesita más proteínas y puede metabolizar más grasas. Al mismo tiempo, las citoquinas (producidas por el propio tumor) reducen el apetito. El apetito disminuye también a causa de la inflamación, y es ahí cuando comienza el riesgo de sufrir caquexia.

2. Tipo de cáncer

El riesgo de desnutrición depende también del tipo de cáncer. Los pacientes con cáncer de la parte superior del tubo digestivo (esófago, estómago o páncreas), hematológico, de cabeza/cuello y de pulmón, tienen el mayor riesgo, mientras que los cánceres dependientes de hormonas (como el cáncer de mama y el cáncer de próstata) rara vez están relacionados con la desnutrición. Además, el estadio del cáncer también puede influir en el riesgo de desnutrición. Cuanto más avanzada está la enfermedad, mayor es el riesgo de sufrir desnutrición.

3. Tratamiento del tumor 

La radioterapia, la quimioterapia y la cirugía pueden interferir con la ingesta de alimentos. El sentido del gusto se ve a menudo alterado. Pueden causar náuseas e intolerancias alimentarias. Muchos pacientes sufren también anorexia que puede estar causada por el tratamiento. Obtén aquí más información sobre los efectos adversos frecuentes de la quimioterapia. 

4. Edad 

Los enfermos de mayor edad (ancianos), en general, tienen mayor riesgo de desnutrición, ya que su ingesta de comida puede no ser adecuada debido a los síntomas relacionados con la edad como la disminución del sentido del gusto. Estos pacientes no sólo tienen mayor riesgo de desnutrición, sino también mayor riesgo de cáncer.

Si tenemos en cuenta que la proporción de personas mayores de 60 años está creciendo más rápido que cualquier otro grupo de edad, podemos entender por qué el número de pacientes mayores con cáncer aumenta continuamente. Por eso, si eres un paciente de cáncer mayor de 60 años debes estar especialmente atento a tu apetito, tu peso y los otros factores mencionados más arriba. 

5. Otros factores

Existen otros motivos para la desnutrición en los pacientes con cáncer, como son: 

  • Depresión
  • Obesidad preexistente (IMC > 30)
  • Fumadores/exfumadores
  • No poder realizar ninguna actividad laboral durante al menos la mitad de las horas de vigilia

Un círculo vicioso 

La pérdida de peso puede cambiar también la composición corporal. No solo pierdes grasa, sino también masa muscular en cantidad considerable. Además, el cuerpo suele retener más líquidos. Estos cambios corporales no se reflejan demasiado en la báscula. Sin embargo si te afectan, es posible que te sientas débil e imposibilitado para algunas tareas. La calidad de vida empeora, así como el deseo de comer. El cuerpo se vuelve cada vez más débil, el apetito disminuye: es un círculo vicioso 

A menos que se actúe a tiempo, los pacientes corren el riesgo de precipitarse en una siniestra espiral descendente: La anorexia acelera la pérdida de peso y esta intensifica la debilidad, que a su vez aumenta la letargia… Escapar de este círculo vicioso es duro, pero fundamental para recuperar las fuerzas.