Entender la diabetes Síntomas

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

Detectar la diabetes

¿Sabía que una de cada once personas en el mundo padece diabetes? De ellas, casi el cincuenta por ciento no están diagnosticadas. Su familia también podría padecer esta enfermedad y usted no ser consciente de ello todavía. Sin embargo, es de vital importancia detectar esta enfermedad crónica lo antes posible para prevenir consecuencias a largo plazo.

Tipo 1 o Tipo 2

Sí, existen (bastantes) tipos distintos de diabetes. Los principales son el tipo 1 y el tipo 2. Las personas con diabetes de tipo 1 son incapaces de producir insulina debido a una reacción autoinmune que destruye las células productoras de insulina. Por otra parte, la diabetes de tipo 2 se desarrolla lentamente. El cuerpo deja de reaccionar de forma adecuada a la insulina y esto va empeorando hasta que se vuelve totalmente resistente a ella.  La buena noticia: si sigue un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y ejercicio, la progresión de la enfermedad puede retrasarse significativamente.

Cómo reconocer la diabetes

El tema de este año del Día Mundial de la Diabetes de la Federación Internacional de Diabetes es "La diabetes concierne a cada familia". El enfoque principal es detectar y abordar la enfermedad. Por eso nos gustaría compartir con usted los síntomas más frecuentes. Analice la información siguiente y sea realista: compruebe si usted o alguien de su familia presenta algunos de los síntomas que se indican a continuación(2), y recuerde que no se especifica la lista completa.

Si ya está bien informado sobre la diabetes, puede completar esta "Encuesta para la concienciación de la diabetes" de la Federación Internacional de Diabetes para poner sus conocimientos a prueba.

Descarga

Descripción Documento Enlace
Infografico Señales de Advertencia Día Mundial de la Diabetes 2018
pdf (171.2 KB)

Preste más atención

Aunque la diabetes de tipo 1 y de tipo 2 comparten muchos síntomas, difieren en algunos aspectos. Una diferencia importante es que los síntomas de la diabetes de tipo 2 evolucionan con el tiempo: al principio son relativamente leves y parecen inocuos, pero luego empeoran significativamente con el paso del tiempo. Por eso tenemos que ser conscientes de los factores de riesgo: edad, peso, índice cintura/cadera, estilo de vida, presión arterial y nivel de azúcar en sangre.

 

Unos causan los otros

Muchos de los signos anteriores están relacionados entre sí. Por ejemplo, podría sentir la necesidad de orinar más veces de lo habitual. El cuerpo está tratando de deshacerse del exceso de azúcar en sangre a través de la orina. Este aumento de la frecuencia de micción provoca, a su vez, una sed anómala, algo frecuente en la diabetes de tipo 1. En el caso de la diabetes de tipo 2, la sensación es incluso más intensa: si bien al principio puede que solo necesite beber un vaso de agua adicional, cuando la diabetes está en una etapa más avanzada tendrá la sensación de morirse de sed.

Cansado y agotado

Sentir la necesidad de dormir la siesta o de irse a la cama mucho antes de lo habitual puede ser también un indicador de diabetes. El cansancio constante y la dificultad extrema para levantarse de la cama por la mañana también podrían ser signos de diabetes de tipo 2. Este agotamiento se debe a varios motivos, entre ellos la deshidratación. Sin embargo, el hecho de que el cuerpo no funcione normalmente también puede producir cansancio.

Problemas de visión

Las concentraciones altas de azúcar también causan visión borrosa: quizás ya no sea capaz de distinguir los detalles debido a una inflamación de los ojos. Y la micción constante es uno de los factores que provocan deshidratación, que lleva a tener los ojos secos (otro motivo de visión borrosa).

Pérdida de peso aunque se coma mucho

La pérdida brusca de peso es una indicación clara de diabetes de tipo 1. Desde el momento en que la reacción autoinmune provoca la destrucción de células productoras de insulina, el azúcar de la sangre ya no puede utilizarse para obtener energía. Por consiguiente, el cuerpo comienza a quemar grasa y músculo para poder mantenerse. Esto provoca también una constante sensación de hambre.

Sistema inmunitario débil

Ya se trate de pie de atleta o de una infección de orina, si tiene diabetes de tipo 2 es más propenso a ese tipo de problemas porque los niveles altos de azúcar en sangre reducen su capacidad para combatir las infecciones. La diabetes va debilitando el sistema inmunitario con el tiempo. Esto y una mala circulación sanguínea en la piel causan una cicatrización más lenta de las heridas.

¿Algo le suena familiar?

Al leer los síntomas anteriores, ¿ha descubierto en usted o en alguien de su familia uno o más de ellos? Primera regla: mantenga la calma. Pero pida una cita con el médico lo más pronto posible para que le analicen el azúcar en sangre. ¡Es mejor asegurarse!

 

 

 

Fuentes

(1) International Diabetes Federation. IDF Diabetes Atlas, 8th edition, 2017.

(2) Federación Internacional de Diabetes: https://www.worlddiabetesday.org/discover (07.11.2018)