DUCHARSE CON UN ESTOMA

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

Ducharse con un estoma

Ducharse forma parte de los hábitos diarios de cada uno, y el estoma no debe impedirle continuar con este ritual. Puede incluso elegir entre ducharse con o sin bolsa, ya que ambas cosas son posibles y, además, comprobará que puede no ser necesario utilizar un protector para ducha. El tipo de estoma que tenga influirá, en todo caso, en su decisión: Las colostomías son más predecibles en cuanto a la descarga, mientras que las ileostomías y las urostomías tienden a estar activas continuamente. Algunas personas incluso comentan que la ducha estimula su estoma, por lo que prefieren ducharse con bolsa.

Muchos alternan entre las dos opciones: Los días en que cambian la bolsa se duchan sin ella y, el resto de los días, con ella. Es importante que compruebe lo que es mejor para usted y cree su propia rutina. En caso de que la cirugía de estoma sea reciente, deberá hablar primero con la enfermera que se encarga del cuidado de su estoma, sobre todo si tiene heridas que no están cicatrizadas por completo.

La ducha con una bolsa de estoma

Existen bolsas de estoma que son impermeables con las que no es necesario cubrirlas. Sin embargo, si lleva una bolsa con filtro, cúbrala con el adhesivo protector que viene en la caja junto con las bolsas de estoma. Esto garantizará que la función desgasificadora del filtro siga realizándose correctamente tras quitar el adhesivo después de la ducha.

Estos son algunos consejos y recomendaciones personales de otros pacientes ostomizados:

  • Vacíe la bolsa antes de ducharse.
  • El disco adhesivo es impermeable. Solo debe asegurarse de aplicarlo unas pocas horas antes de la ducha, para que se adhiera a la piel correctamente. No cambie nunca la bolsa poco tiempo antes de la ducha.
  • Antes y después de la ducha, compruebe que el protector o disco cutáneo esté bien adherido a la piel.
  • Algunas personas que utilizan una bolsa drenable la enrollan hacia arriba y la acortan para ducharse.
  • No suele ser necesario cambiar el producto después de la ducha, sobre todo si aún es hermético. Solo debe secarlo cuidadosamente.
  • Existen distintas formas de secar el producto: Utilice un secador de pelo, pero evite las altas temperaturas utilizando la opción de aire frío. O bien séquese el cuerpo, envuelva la bolsa con un paño de franela seco y vístase. Al cabo de poco tiempo, la bolsa se habrá secado y podrá retirar el paño de franela.

La ducha sin una bolsa de estoma

Muchas personas prefieren ducharse sin la bolsa, lo cual recomiendan absolutamente. Comentan que ducharse sin la bolsa les da una sensación de libertad y les gusta la sensación del agua limpia corriendo sobre el estoma. También es una buena oportunidad para que la piel respire. Si su estoma se activa, se encuentra en el lugar perfecto para hacer un buen lavado. Merece la pena, y cualquier embrollo se puede limpiar después.

Decida lo que decida hacer, no hay ninguna prisa. Tómese su tiempo, haga lo que crea que es mejor para usted. Algunos pacientes ostomizados tardan seis meses en decidirse finalmente a ducharse sin la bolsa. Cuando decida probarlo, puede que le parezca perfecto y quiera mantener el hábito. O tal vez decida que eso no es para usted, ya que puede “terminar en un embrollo”. La elección es solo suya.

Nos gustaría compartir los siguientes consejos de otras personas con una ostomía:

  • No tenga miedo de que el agua entre en su cuerpo, ya que es muy improbable que ocurra. Incluso en el caso de que entrase, saldría toda por sí misma y, por supuesto, no le haría ningún daño.
  • Evite usar lociones de ducha en la zona del estoma, ya que el protector o disco cutáneo podría no pegarse después. En lugar de eso utilice un jabón neutro.
  • La clave puede ser escoger el momento adecuado: Después de un tiempo, sabrá cuánto tarda el estoma en comenzar a vaciarse después de haber comido.
  • Puede ser útil no comer nada y beber lo menos posible por la noche y luego ducharse sin bolsa por la mañana, con el estómago vacío. Así, es probable que el estoma permanezca inactivo durante la ducha.
  • Tenga a mano una toalla y una bolsa nueva, por ejemplo, en el lavabo o en un estante.
  • Seque la zona antes de aplicar un nuevo disco.

¿Le apetece un baño relajante?

A veces, simplemente pensar en un baño relajante al final de un largo día le ayuda a uno a ponerse en marcha. Y también tiene algunos beneficios interesantes: Se regala un merecido descanso y sus músculos pueden relajarse. 

En realidad puede relajarse sin preocupaciones: Recuerde utilizar siempre geles de ducha o sales de baño con un pH neutro, preferentemente sin fragancias ni colorantes. Los geles de ducha o sales de baño convencionales suelen dejar una película grasa en el cuerpo que dificulta que el producto de ostomía se adhiera adecuadamente y se mantenga en su sitio. Si utiliza una bolsa con filtro, coloque un adhesivo protector sobre el filtro para que mantenga su eficacia.

Cómo cubrir el filtro de la bolsa de estoma

Consejo práctico

Antes de bañarse, ducharse o nadar, es importante que cubra el filtro de su bolsa de colostomía o de ostomía drenable con el adhesivo protector para mantener el funcionamiento del filtro. Estos adhesivos vienen en la caja junto con las bolsas de estoma. Son bastante sencillos de usar, pero son ligeramente distintos en función de la bolsa que esté utilizando. Recuerde que debe retirar el adhesivo protector del filtro después de bañarse, ducharse o nadar.

Bolsas con filtro central en la parte superior

  • Despegue del papel de soporte uno de los adhesivos protectores de filtro. Los encontrará en la caja junto con las bolsas de estoma.
  • Coloque el adhesivo de manera que proteja por completo la marca de sellado. Asegúrese de que la abertura de evacuación de gases del filtro esté completamente cubierta (ver ilustraciones).

Bolsas con ventana de inspección

  • Despegue del papel de soporte uno de los adhesivos protectores de filtro. Los encontrará en la caja junto con las bolsas de estoma.
  • Levante la cubierta de la ventana de inspección.
  • Coloque el adhesivo de manera que cubra toda la superficie del filtro (ver ilustraciones).

Bolsas con filtro descentrado en la parte superior

  • Despegue del papel de soporte uno de los adhesivos protectores de filtro. Los encontrará en la caja junto con las bolsas de estoma.
  • Doble el adhesivo y colóquelo en ambos lados de la bolsa, de manera que cubra la marca de sellado y la abertura de evacuación de gases del filtro (ver ilustraciones).

Nota: Las fotografías se utilizan con fines ilustrativos y son posadas por modelos.