Lesión con objetos cortopunzantes Prevención de riesgos

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

Lesión con objetos cortopunzantes

Las lesiones con objetos cortopunzantes son l, ocasionadas por instrumentos filosos y accidentes en un entorno médico. Estos instrumentos incluyen agujas, lancetas, escapelos y vidrio roto.1,2

Las lesiones por pinchazos con aguja (NSI - Needle Stick Injury) se definen como heridas punzantes que penetran en la piel de forma accidental, ocasionadas por agujas huecas, como agujas hipodérmicas, agujas para la recogida de sangre, estiletes de catéteres IV y agujas utilizadas para conectar partes del sistema de administración IV.2,3

¿Sabes que?

An estimated 1.000.000 NSI's occur in Europe each year. On average > 80,000 healthcare workers get infected with HBV, HCV and HIV out of NSI's each year.

(1) Himmelreich, H., et al.The Management of Needlestick Injuries. Dtsch Arztebl Int. 2013 Feb; 110(5): 61–67.

(2) Prüss-Ustün A, Rapiti E, Hutin Y. Estimation of the global burden of disease attributable to contaminated sharps injuries among health-care workers. Am J Ind Med. 2005 Dec;48(6):482-90.

Causas

En general, las lesiones por pinchazos con aguja (NSI) están causadas por errores simples y evitables en el manejo de dispositivos filosos.1,7

Un informe del CDC - Centros para el Control y la Prevención de Enfemedades (CDC, por sus siglas en inglés) las causas más frecuentes de los mismos son:1,7

  • Falta de equipo de protección personal, dispositivos de seguridad y envases para eliminación de objetos cortopunzantes
  • Falta de procedimientos para la notificación de lesiones con objetos cortopunzantes
  • Falta de concientización con los riesgos ocupacionales
  • Personal insuficientemente formado
  • Acceso restringido a envases para la eliminación de objetos cortopunzantes
  • Escasez de personal
  • Reencapuchado de las agujas tras su uso
  • Paso de instrumentos filosos de mano a mano en la sala quirúrgica
  • No utilización de los envases para eliminación de objetos cortopunzantes inmediatamente después del uso
  • Incidentes médicos no previstos
  • Reacciones inesperadas de los pacientes

Lesión percutánea 

Las lesiones percutáneas representan la situación más peligrosa para los trabajadores sanitarios, donde no se han establecido productos y medidas de seguridad. Las lesiones percutáneas pueden estar ocasionadas por objetos como agujas, instrumentos quirúrgicos o vidrio.7 Aproximadamente el 80 % de todas las lesiones percutáneas con objetos afilados están causadas por un pinchazo con aguja, con el 56 % atribuidas a agujas huecas (ver figura 1).1

Las agujas de las jeringas, los estiletes de los catéteres y de tipo mariposa o palomilla representan aproximadamente el 65 % de todas las heridas con agujas huecas y se consideran de alto riesgo porque implican a agujas llenas de sangre. Aproximadamente cada 2 pinchazos con agujas huecas también ponen en peligro a los trabajadores sanitarios ante el riesgo de una exposición a la sangre (ver figura 2).10 
Los médicos, enfermeras y el personal de laboratorio tienen un riesgo explícito de lesiones por pinchazos con agujas huecas contaminadas.1,6 Además de los profesionales sanitarios que trabajan directamente con dispositivos médicos, el personal de mantenimiento y lavandería también es susceptible a las consecuencias nocivas de las lesiones por pinchazos con aguja (ver figura 3).1,6

Se conoce que la mayoría de las exposiciones ocurren dentro de la habitación del paciente, seguidas del quirófano y el departamento de emergencias (consulte la Figura 5).Los estudios muestran un mayor el riesgo de lesiones es mayor con apresuramiento, enojo, distracción y múltiples intentos para completar un procedimiento. Otros factores con un impacto negativo en el manejo seguro fueron la fatiga del trabajador sanitario (HCW), los pacientes que no cooperan o los equipos afectados por la escasez de personal.9,10

Tasa de incidencia

La disponibilidad de las cifras reales en referencia a las tasas de incidencia de las lesiones por pinchazos con aguja (NSI) es, en general, insuficiente y limitada, especialmente en el caso de las cifras nacionales y globales. Los principales factores son los responsables de esta situación:

  • En primer lugar, los datos no están completos debido a la falta de vigilancia y de sistemas de presentación de informes en las instalaciones sanitarias implicadas.6
  • El segundo factor está relacionado con la ausencia de presentación de informes, prevalente y persistente, de las incidencias, que se ha demostrado mediante numerosos estudios.8 Como ejemplo, Wicker publicó resultados que demostraban que solamente el 28,7 % de los trabajadores sanitarios que han sufrido una lesión comunicaron la NSI, un 50,4 % no la comunicaron y un 20,9 % solamente lo hicieron de forma ocasional y no dieron ninguna respuesta en el cuestionario de vigilancia.3

En los EE. UU., un amplio estudio documentó una falta de presentación de informes del 58 %.13 Otros estudios expusieron la gravedad de la falta de presentación de informes de los pinchazos con aguja con estimaciones mayores al 90 %.14 Algunas de las principales razones para no presentar los informes fueron la falta de tiempo, la percepción de que la lesión percutánea no representaba una exposición significativa, la falta de conocimiento acerca del mecanismo de presentación de informes y la preocupación acerca de la confidencialidad y la discriminación profesional.12

Consecuencias para la salud

La principal preocupación por una lesión por pinchazo con aguja (NSI) no se caracteriza por el propio traumatismo, sino por la exposición percutánea a la sangre y a los líquidos corporales del paciente (SLC) que pueden transmitir enfermedades infecciosas.2,11

Al menos 20 patógenos diferentes que involucran virus, bacterias y hongos se pueden transmitir a los trabajadores de la salud (TS) a través de accidentes punzocortantes.1,7 La probabilidad de desarrollar una enfermedad después de un NSI depende de varios factores independientes: la concentración del patógeno en la sangre y otros líquidos corporales, profundidad de la herida, volumen de sangre, cantidad de patógenos transmitidos y la fase de infección, así como el portador de los patógenos. La velocidad de seroconversión y la disponibilidad de vacunas o de tratamientos de profilaxis después de la exposición (PDE) también juega un papel crítico, ya que los trabajadores sanitarios hacen frente a las posibilidades y consecuencias de desarrollar enfermedades agudas y crónicas, e incluso la probabilidad de muerte.2,12

Debido a la gravedad clínica y a las complicaciones sanitarias, las enfermedades más debilitantes asociadas con las NSI son las de los patógenos transmitidos por la sangre, como el VHB, VHC y VIH (ver Fig. 6). 

Table with information regarding, Hepatitis B Virus (HBV), Hepatitis C Virus (HCV), and Human Immunodeficiency Virus (HIV).

Fig. 6: el riesgo más alto para la transmisión de virus sucede después de lesiones agudas y con pinchazos con agujas.

Consecuencias económicas

Las lesiones por pinchazos con aguja causan varios costes directos e indirectos debido a su naturaleza grave (ver Fig. 7).

  • A menudo, los costes directos, como los diagnósticos de seguimiento y los tratamientos médicos, son una consecuencia de los procedimientos recomendados, por lo tanto, tienen un mayor impacto en el centro de salud.
  • Los costes indirectos tras las lesiones por pinchazos con aguja deben considerarse importantes, debido a la retención del personal, las compensaciones por pérdida de empleo y daños, las primas de seguros y los litigios posteriores (ver Fig. 7). Además, incluso una enfermedad no transmitida puede ocasionar trauma emocional y sufrimiento, lo que deriva en asesoramiento personal y pérdida de productividad.8
Table with Information regarding direct and indirect costs associated with NSIs.

Fig. 7: Costos asociados directa e indirectamente con los accidentes punzocortantes

Costos potenciales asociados a riesgos

Varios estudios han estimado el impacto económico de las lesiones por pinchazos con aguja. Como un ejemplo de los costes directos a corto plazo, Hatcher describió que una sola lesión por pinchazo con aguja costaría al centro de salud entre 2.234 $ (1.409 €) y 3.832 $ (2.417 €).20

En el caso de una enfermedad transmitida por la sangre tras una lesión por pinchazo con aguja, se ha calculado que el coste económico a largo plazo, global, asciende hasta los 922.000 €.19

La Fig. 8 a continuación muestra una estimación de posibles costos adicionales como consecuencia de complicaciones causadas por lesiones con punzocortantes.

Table with estimations of possible additional costs as a consequence of complications caused by sharps injury.

Fig. 8: Costos asociados con Accidentes Punzocortantes.  Los costos se dividen en 5 niveles y el número de Accidentes Punzocortantes aumenta del nivel 1 al nivel 5. Los reclamos de compensación no se incluyen explícitamente y deben agregarse individualmente.

Estrategias preventivas

La prevención eficaz de las lesiones por pinchazos con aguja (NSI) para evitar la exposición a la sangre o a líquidos corporales (SLC) requiere un método integral que combine varias estrategias y acciones 4,9,11,17

  • Educación continua en el uso y la eliminación de dispositivos cortopunzantes
  • Notificación obligatoria de todas las lesiones por objetos cortopunzantes y lesiones por pinchazos con aguja
  • Uso de sistemas sin agujas, cuando sea posible
  • Uso de dispositivos de seguridad
  • Acceso adecuado y uso correcto de envases para objetos cortopunzantes
  • Eliminación inmediata de objetos cortopunzantes en los envases adecuados
  • Recogida frecuente y eliminación apropiada de los envases para objetos cortopunzantes
  • Prohibición del re-encapuchado de la cápsula de cierre de la aguja
  • Eliminación de inyecciones innecesarias.
Medibox®: Sharps Disposal Containers

Fig. 9: Uso del envase para la eliminación de objetos cortopunzantes.

Se debe establecer un programa general de formación y educación sobre precauciones universales y el uso apropiado de dispositivos cortopunzantes. Esto tiene que incluir no solo la aplicación segura de agujas huecas, sino también su eliminación, la adaptación de prácticas laborales seguras y la notificación de lesiones por pinchazos con agujas.4,9,11,17

Como ejemplo de una reducción eficaz de las lesiones, la implementación de envases para objetos cortopunzantes en el punto de uso, redujo los pinchazos con aguja relacionados con el re-encapuchado de la cápsula de cierre del 23 % a solamente el 5 % (ver figura 9).5

Needle protective device: Hypodermic Needle-Pro®.

Fig. 10: Uso de un dispositivo de seguridad. Protección mediante el manejo apropiado de una aguja hipodérmica de seguridad.

La experiencia muestra que el refuerzo continuo de las estrategias educacionales por sí solas, podría ser insuficiente para mantener una reducción de las lesiones por pinchazos con aguja.18

Por lo tanto, la prevención de las lesiones por pinchazos con aguja debe reforzarse mediante el uso de dispositivos de protección de agujas. La introducción de dispositivos de seguridad en vez de dispositivos convencionales sin protección puede lograr una reducción significativa del riesgo de lesiones por pinchazos con aguja.11

La efectividad de los dispositivos de seguridad varía entre el tipo de dispositivo y los departamentos dentro del entorno sanitario. En principio, los dispositivos de seguridad han demostrado reducir las lesiones por pinchazos con aguja entre el 22 % y el 100 %. En consecuencia, en algunas áreas, la transmisión de los patógenos de las lesiones percutáneas casi podría eliminarse (ver figura 10).8

Introcan Safety® 3: Closed IV Catheter with needle protective safety clip.

Fig. 11: Ejemplo de la efectividad de los dispositivos de seguridad.

Bajo criterios basados en la evidencia, los datos clínicos están incompletos. Para la base de datos Cochrane, una primera revisión sistemática encontró evidencia de muy baja calidad de que los dispositivos de protección de la aguja provocan una disminución del NSI en comparación con los dispositivos convencionales no protegidos.9 Una segunda revisión sistemática concluyó que se considera que el uso de dispositivos para proteger los objetos cortopunzantes inmediatamente después de su uso o de activación automática mejora la seguridad y la incidencia de lesiones por pinchazos con agujas de trabajadores de la salud. Sin embargo, su uso no se considera como una solución completa para reducir las lesiones relacionadas con objetos cortantes entre los trabajadores de la salud. Es necesario complementar a la implementación de uso de dispositivos cortopunzantes con sistemas de seguridad las actividades formativas y de concientización de riesgos adecuada.18

Productos destacados en seguridad

Evidencia cintífica

1 Centers for Disease Control and Prevention. Workbook for Designing, Implementing and Evaluating a Sharps Injury Prevention Program. Update 2015

2 Riddell A, Kennedy I2, Tong CY3. Management of sharps injuries in the healthcare setting. BMJ. 2015 Jul 29;351:h3733. doi: 10.1136/bmj.h3733

3 Wicker S, Stirn AV, Rabenau HF, von Gierke L, Wutzler S, Stephan C. Needlestick injuries: causes, preventability and psychological impact. Infection. 2014 Jun;42(3):549-52

4 Yang L, Mullan B. Reducing needle stick injuries in healthcare occupations: an integrative review of the literature. ISRN Nurs. 2011;2011:315432. doi: 10.5402/2011/315432

5 Jagger J, Bentley MB. Injuries from vascular access devices: high risk and preventable. Collaborative EPINet Surveillance Group. J Intraven Nurs. 1997 Nov-Dec;20(6 Suppl):S33-9

6 Rapiti E, Prüss-Üstün A, Hutin Y. Sharps injuries - Assessing the burden of disease from sharps injuries to health-care workers at national and local levels. Environmental Burden of Disease Series, No. 11. WHO 2005

7 National Institute for Occupational Safety and Health. NIOSH Alert: Preventing Needlestick Injuries in Health Care Settings.  Centers for Disease Control and Prevention. (NIOSH). 2004

8  Perry J, Jagger J. Healthcare Worker Blood Exposure Risk: Correcting Some Outdated Statistics. Advances in Exposure Prevention. 2003;6(3)28-31

9 Lavoie MC, Verbeek JH, Pahwa M. Devices for preventing percutaneous exposure injuries caused by needles in healthcare personnel. Cochrane Database Syst Rev. 2014 Mar 9;3:CD009740

10 Fisman DN, Harris AD, Rubin M, Sorock GS, Mittleman MA. Fatigue increases the risk of injury from sharp devices in medical trainees: results from a case-crossover study. Infect Control Hosp Epidemiol. 2007 Jan;28(1):10-7

11 Higginson R, Parry A. Needlestick injuries and safety syringes: a review of the literature. Br J Nurs. 2013 Apr 25-May 8;22(8):S4, S6-8, S10

12 Hadaway L. Needlestick injuries, short peripheral catheters, and health care worker risks. J Infus Nurs. 2012 May-Jun;35(3):164-78

13 Alvarado F, Panlilio A, Cardo D, NaSH Surveillance Group. Percutaneous injury reporting in U.S. hospitals, 1998. In: Program and Abstracts of the 4th Decennial International Conference on Nosocomial and Healthcare-Associated Infections. Atlanta, GA: Centers for Disease Control and Prevention. Abstract P-S2-38 Trim JC, Elliott TSJ. A review of sharp injuries and preventative strategies. J Hosp Infect 2003;53:237-242 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12660120

14 Trim JC, Adams D, Elliott TS. Healthcare workers' knowledge of inoculation injuries and glove use. Br J Nurs. 2003 Feb 27-Mar 12;12(4):215-21

15 Panlilio AL, Orelien JG, Srivastava PU, Jagger J, Cohn RD, Cardo DM; NaSH Surveillance Group; EPINet Data Sharing Network. Estimate of the annual number of percutaneous injuries among hospital-based healthcare workers in the United States, 1997-1998. Infect Control Hosp Epidemiol. 2004 Jul;25(7):556-62

16 Hofmann F, Kralj N, Beie M. Needle stick injuries in health care - frequency, causes und preventive strategies. Gesundheitswesen. 2002 May;64(5):259-66

17 De Carli G, Abiteboul D, Puro V. The importance of implementing safe sharps practices in the laboratory setting in Europe. Biochem Med (Zagreb). 2014 Feb 15;24(1):45-56

18 HSE. Health and Safety Executive. An evaluation of the efficacy of safer sharps devices. Systematic review. Prepared by the Health and Safety Laboratory for the Health and Safety Executive 2012

19 National Health Service for Scotland (NHS Scotland). Needlestick Injuries: Sharpen Your Awareness. Report of the Short Life Working Group on Needlestick Injuries in the NHS Scotland. Edinburgh: National Health Services for Scotland:2001. www.scotland.gov.uk/Publications/2001/05/9167/File-1

20 Hatcher IB. Reducing Sharps Injuries Among Health Care Workers: A Sharps Container Quality Improvement Project. Jt Comm J Qual Improv 2002;28(7):410-414 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12101553

21 Tan L, Hawk JC, Sterling ML. Report of the Council Scientific Affairs: Preventing Needlestick Injuries in Health Care Settings. Arch Intern Med 2001;161(7):929-936 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11295955

22 Himmelreich, H., et al.The Management of Needlestick Injuries. Dtsch Arztebl Int. 2013 Feb; 110(5): 61–67

23 Prüss-Ustün A, Rapiti E, Hutin Y. Estimation of the global burden of disease attributable to contaminated sharps injuries among health-care workers. Am J Ind Med. 2005 Dec;48(6):482-90