TRATAMIENTO DEL DOLOR TRIPLE MONITORIZACIÓN

Buscador rápido de productos

Elegir una categoría o subcategoría

La triple monitorización es un enfoque multimodal de seguridad para el BNP (bloque del nervio periférico)

El bloqueo del nervio periférico (BNP) es una técnica muy aplicada que se usa para administrar la anestesia durante las intervenciones quirúrgicas (p. ej., cirugía del brazo) y control del dolor invasivo (p. ej., fractura de costillas) durante el proceso perioperatorio. Las mejoras continuas de la formación y técnicas clínicas junto con productos inteligentes son los principales motores para reducir los efectos secundarios y aumentar la seguridad.

Las lesiones nerviosas y la consecuente disfunción neurológica posoperatoria (DNPO) es una temida complicación del bloqueo del nervio periférico. La incidencia estimada varía desde escasamente el 0,18% hasta tanto como el 16%, según el lugar en el que se realizó el bloqueo y la técnica.1

La mayoría de los síntomas neurológicos tras el bloqueo del nervio son pasajeros y duran de unas pocas horas a días, aunque algunos son permanentes y pueden causar una profunda incapacidad, dependiendo del nivel del trauma nervioso causado. 2-4

 

 

Sucesión de traumas nerviosos5

Incluso centrándose principalmente en los pacientes que padecen trauma nervioso emocional y de rehabilitación prolongada, existen otros costes asociados con estos acontecimientos adversos. Estos incluyen el coste de prolongación de la hospitalización y/o de las pruebas neurológicas, el esfuerzo emocional y económico del trabajo perdido y el impacto negativo sobre la calidad de vida diaria del paciente. Muchos pacientes con lesiones nerviosas a largo plazo después de un bloqueo nervioso en ocasiones buscan compensación a través de la vía jurídica, lo que supone más gastos tanto para el paciente como para los cuidadores y el centro.

 

Para prevenir la aparición de las complicaciones neurológicas descritas, la interpretación de la variada información existente sobre la ejecución de BNP tiene una importancia vital. Se ha demostrado que el uso de información objetiva de las modalidades de monitorización complementarias ayuda a prevenir las complicaciones neurológicas para guiar las decisiones más fundamentadas sobre la colocación de la punta de la aguja y la inyección del anestésico local. La ecografía, la monitorización objetiva de la presión de inyección y la estimulación nerviosa son sinérgicos y aditivos y ofrecen a los clínicos información complementaria para obtener el cuadro más amplio posible. En el diagrama de flujo siguiente se ilustra la secuencia recomendada por NYSORA para la realización de los bloques nerviosos usando múltiples monitores.

Triple Monitorización para Bloqueos Nerviosos

Durante el procedimiento de bloqueo del nervio los valores mostrados en los 3 monitores individuales pueden documentarse con valores claros y objetivos que aportan pruebas a la rutina de realizar bloques de nervios periféricos.

 

Referencias

  1. Sites BD, Taenzer AH, Herrick MD, Gilloon C, Antonakakis J, Richins J, Beach ML: Incidence of local anesthetic systemic toxicity and postoperative neurologic symptoms associated with 12,668 ultrasound-guided nerve blocks: an analysis from a prospective clinical registry. Reg Anesth Pain Med 2012; 37:478–82
  2. Liu SS, YaDeau JT, Shaw PM, Wilfred S, Shetty T, Gordon M: Incidence of unintentional intraneural injection and postoperative neurological complications with ultrasound-guided interscalene and supraclavicular nerve blocks. Anaesthesia 2011; 66:168–74
  3. Bilbao Ares A, Sabaté A, Porteiro L, Ibáñez B, Koo M, Pi A: [Neurological complications associated with ultrasound-guided interscalene and supraclavicular block in elective surgery of the shoulder and arm. Prospective observational study in a university hospital.]. Rev Esp Anestesiol Reanim 2013doi:10.1016/j.redar.2013.02.016
  4. Widmer B, Lustig S, Scholes CJ, Molloy A, Leo SPM, Coolican MRJ, Parker DA: Incidence and severity of complications due to femoral nerve blocks performed for knee surgery. Knee 2013; 20:181–5
  5. Steinfeldt T, Needle trauma and current monitoring, 2015, internal data on file